Inestabilidad de la Columna Vertebral

 

La columna vertebral posee una estabilidad dinámica de gran complejidad y con múltiples factores y componentes que permiten su adecuada función y relación con los órganos vecinos y relacionados.

Prácticamente todos los elementos que constituyen a la columna y sus estructuras relacionadas contribuyen a su estabilidad tanto en la condición estática como dinámica.

Por lo anterior, muchas condiciones determinarán situaciones en las que la estabilidad de la columna (mantención de la adecuada posición y relación entre los elementos de la columna) se verá afectada.

 

 

¿Por qué se produce inestabilidad?

 

Algunas de estas condiciones se pueden resumir:

 

· Traumatismos en la columna vertebral: si un traumatismo produce alteraciones óseas (fracturas); ligamentosas; articulares; discales o combinaciones de ellas, se puede llegar a la condición de inestabilidad.

 

· Condiciones congénitas: algunas alteraciones de nacimiento en la conformación de la columna pueden condicionar la aparición de inestabilidad.

 

· Fenómenos degenerativos: la presencia de enfermedades por sobre carga y envejecimiento de los discos intervertebrales; articulaciones; hueso; ligamentos y otras estructuras pueden llevar a la presencia de inestabilidad.

 

· Enfermedades  neoplásicas: algunos tumores que afecten a la comuna primaria o secundariamente (metástasis) pueden comprometer su estabilidad.

 

· Intervenciones quirúrgicas: algunos tipos de intervenciones quirúrgicas para solucionar ciertos problemas de la comuna pueden generar una instabilidad secundaria en ella.

 

· Alteraciones de los músculos para-vertebrales: esto puede desencadenar falta de soporte para las estructuras de la columna que lleve a la inestabilidad de manera crónica.

 

Existen diversos tipos de inestabilidad que pueden ser ordenados de acuerdo al plano en el cual ésta se manifiesta. La mayoría de las definiciones de inestabilidad se refieren a aquellas secundarias a traumatismos, los que generan la mayor parte  de estos fenómenos y también los más graves.

 

Los fenómenos degenerativos se han  transformado en una fuente cada vez mayor de análisis de la inestabilidad debido a su frecuencia creciente, así como a los requerimientos de cirugía que ellos acarrean. Surge aquí el concepto de “micro-inestabilidad”, que se refiere a condiciones en las que las manifestaciones son más bien derivadas de los síntomas del paciente y de señales indirectas que se aprecian en  los exámenes, sobre todo en la resonancia magnética.

 

 

¿Cuáles son los síntomas de la inestabilidad?

 

Los síntomas son muy variables y muchas veces dependen de la causa que ha generado la inestabilidad (traumáticas, degenerativas, neoplásicas, etc.)

Existen  síndromes dolorosos referidos a la zona en la que presenta la inestabilidad (lumbago, cervicalgia), junto con los síntomas derivados de las compresiones neurales en los casos que la inestabilidad llega a comprometer estas estructuras.

En general los síntomas son menos intensos que en otras afecciones como las hernias discales, pero pueden llegar a ser igual de invalidantes con el tiempo.

Estos fenómenos tienden a ser progresivos, pudiendo generar deformidades con el tiempo.

 

 

¿Cómo puede diagnosticarse una inestabilidad?

 

Siempre se precisa de una alta sospecha clínica del especialista. Los exámenes complementarios son el escáner, la resonancia magnética y las “radiografías funcionales” de la zona sospechosa, además de la electromiografía para descartar afección de los nervios.

Estos exámenes permiten además descartar la presencia de otras lesiones como hernias discales, estenosis foraminales de otras causas, etc.

 

¿Cuál es el tratamiento?

 

En este tema el tratamiento es muy variable y depende del tipo y causa de la  inestabilidad, los síntomas del pacientes y de su condición general.

En el caso de las inestabilidades por traumatismos, el tratamiento en la mayoría de las ocasiones pasa por inmovilizaciones o fijaciones externas e internas para permitir una adecuada fusión de las zonas inestables. Las técnicas para esto son variadas y serán abordadas en la sección respectiva a fijaciones y técnicas quirúrgicas.

 

En los casos de inestabilidad o micro-inestabilidad por fenómenos degenerativos y otros no traumáticos, los tratamientos son menos definidos y van desde medidas conservadoras (órtesis, reposo, terapia física, acondicionamiento muscular dirigido, etc.) hasta intervenciones de fijación y fusión, dependiendo de cada caso.

 

Contacto: info@neuromed.cl

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Toda la información contenida en este sitio es estrictamente referencial y no tiene necesariamente implicancias diagnósticas y/o terapéuticas. Ante dudas consulte siempre con su especialista.

 

Derechos reservados Columna.cl

Esquema de la forma y la alineación normal de la columna vertebral en sus vistas antero-posterior (vista desde atrás) y lateral. Esta conformación se ve alterada, en movimiento o reposo, cuando existe inestabilidad en alguno de los segmentos que la conforman.

Radiografía funcional de la columna cervical. Este examen consiste en la adquisición de posturas en flexión (con el cuello doblado hacia delante como en la foto) y extensión (cuello hacia atrás) para determinar la existencia de movilidad anormal en este segmento, ya que existen situaciones en las que una radiografía normal o estética parece normal pero en las funcionales se determina una anormalidad en el alineamiento dinámico. Este examen puede ser aplicado en todos los segmento de la columna .

Cuadro de texto: e-mail: info@neuromed.cl   Sitio perteneciente a la red NeuroMed®, www.neuromed.cl

La estabilidad de la columna no sólo depende de las estructuras óseas que la conforman. Los elementos ligamentosos, los discos intervertebrales, elementos articulares, músculos y  otras estructuras relacionadas son determinantes en la mantención de la correcta estabilidad de este órgano y por ende de la biomecánica orgánica general.

Cuadro de texto: Contacto: info@neuromed.cl
Consultas y solicitud de horas
Cuadro de texto: Contacto: info@neuromed.cl            Solicitud de horas de atención