Estenosis Foraminal

 

La estenosis o estrechez foraminal se refiere a un estrechamiento de los forámenes, agujeros o canales por los que salen desde la columna las raíces de los nervios raquídeos.

 

 

¿En qué consiste la estenosis foraminal?

 

Las raíces y los nervios raquídeos emergen desde la columna espinal para ir a los músculos y órganos a través de agujeros llamados “forámenes de conjunción”, nombre debido a que están formados por la conjunción de estructuras de 2 vértebras (una superior y otra inferior). Estas estructuras se forman y están en íntima relación con estructuras óseas, ligamentosas y de los discos vertebrales. Al existir alteraciones en estas estructuras, como hernias discales, estenorraquis, artrosis, engrosamiento de ligamentos, listesis o desplazamientos, etc., el diámetro normal de este agujero se estrecha, pudiendo llegar a comprimir los nervios que transcurren por ellos, produciendo los síntomas secundarios de las compresiones nerviosas que hemos analizado.

En general las estenosis foraminales son de origen multifactorial, osea, factores dependientes de la mayoría de las estructuras que conforman el foramen intervienen en determinar la estrechez.

 

Las estenosis foraminales se pueden producir en cualquiera de los forámenes de la columna, pero son más frecuentes en los segmentos lumbares y cervicales donde también se producen habitualmente las hernias discales.

 

 

¿Cuáles son los síntomas de las estenosis foraminales?

 

Los síntomas se relacionan al nervio o raíz nerviosa que se encuentre afectada o comprimida por la estrechez. Por esta razón, depende de la localización de la estrechez el tipo de síntomas.

En general, los síntomas se relacionan a dolor referido a la zona de la compresión según la distribución de la raíz nerviosa afectada (dolor cervical y de los brazos en compresiones a nivel de la columna cervical; dolor lumbar y de los muslos y  piernas en compresiones a nivel lumbar).

Como se puede apreciar, los síntomas son similares a aquellos que producen las hernias discales, siendo ambos diagnósticos diferenciales y necesitando muchas veces de exámenes diagnósticos  complementarios para hacer el diagnóstico de certeza.

 

 

¿Quiénes pueden sufrir de estenosis foraminales?

 

En teoría cualquier persona puede sufrir de estenosis foraminales, sin embargo esta entidad se produce con frecuencia creciente con el aumento de la edad de las personas y por ende de los fenómenos degenerativos propios del envejecimiento.

 

 

¿Cómo se puede diagnosticar una estrechez foraminal?

 

Lo más importante es el diagnóstico clínico del  médico especialista. Los exámenes complementarios son similares a los descritos para las hernias discales:

 

· Escáner o  TAC de columna: es en la práctica el examen inicial que permite diagnosticar más frecuentemente la presencia de estenosis. El examen se debe dirigir al segmento en el que se sospecha la estenosis.  Este examen permite ver las estructuras de hueso y las partes blandas parcialmente, pero lo suficiente como para lograr orientar en muchos casos el diagnóstico preciso.

 

· Resonancia magnética de columna: es el examen de imagen más preciso para determinar la presencia de alteraciones foraminales. Este examen muestra en varias secuencias algunas  características de la constitución de los tejidos del organismo, junto con su ubicación , de manera que entrega información muy precisa y amplia respecto a la presencia de herniaciones y el compromiso secundario de las estructuras nerviosas por esta causa. Muchas veces, ante dudas o diagnósticos poco precisos en el escáner, se debe recurrir a la resonancia magnética.

 

· Electromiografía: se trata de un examen funcional, a diferencia de los anteriores que son exámenes de imagen. Este examen analiza la funcionalidad de los nervios y de las raíces nerviosas de la zona que se estudia. Esto permite determinar alteraciones en la conducción nerviosa tanto sensitiva como motora. Esto permite determinar el grado de afectación neural y la ubicación de esta, orientando así al nivel afectado en la columna.

 

 

¿Cuál es el  tratamiento de las estenosis foraminales?

 

Siempre el tratamiento es relativo a cada paciente y a cada caso en particular.

En general, se maneja el concepto que en las hernias se debe dar un período de tratamiento que es no-quirúrgico, es decir, reposo, analgésico, terapia física, kinesiología. El período de este tratamiento es variable, pudiendo ir desde las 2 y hasta las 6 semanas. Este tratamiento en la mayoría de los casos logra reducir los síntomas y evita una intervención quirúrgica.

Algunas veces se pueden practicar procedimientos como infiltraciones en las zonas afectadas, las que en general se realizan con corticoides, para aliviar los síntomas al menos temporalmente.

 

De persistir los síntomas tras esta etapa inicial, se debe plantear algún procedimiento quirúrgico para descomprimir el nervio o raíz nerviosa atrapada o comprimida en el foramen estrecho. Esto se logra por diversas técnicas dependiendo de la causa que esté produciendo la estenosis.

La idea esencial es eliminar las estructuras que definen la estrechez: discopatías, hernias discales, artrosis, ligamentos engrosados, calcificaciones, desplazamientos, etc., ampliando los forámenes. En algunas ocasiones se hace necesaria la adición de prótesis o dispositivos para asegurar la estabilidad y la descompresión de los segmentos afectados.

Esto se logra por diversas técnicas y abordajes según el caso y el nivel de la compresión, los cuales comparten muchas de las características de las intervenciones que se practican en casos de hernias discales. Algunas de estas técnicas se detallarán en la sección de técnicas quirúrgicas.

 

 

¿ Cuáles son los especialistas que tratan esta enfermedad cuando se indica la cirugía?

 

Los cirujanos que hoy en día manejan esta enfermedad en nuestro medio son los neurocirujanos y los traumatólogos dedicados a columna vertebral. Las terapias que pueden manejar estos especialistas son en general similares, con diferencias en algunos aspectos técnicos como el uso del microscopio quirúrgico, el manejo de las fijaciones de columna, etc.

Los equipos multidisciplinarios, donde operan neurocirujanos y traumatólogos son en algunos casos necesarios para el correcto manejo del aspecto neurológico y óseo, y en la actualidad la tendencia debe ir en la dirección de asociar a estas especialidades como un “equipo de columna”. Aquí también son importantes como parte del equipo los médicos fisiatras y los kinesiólogos  para el manejo de la terapia física post-operatoria.

 

Contacto: info@neuromed.cl

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Toda la información contenida en este sitio es estrictamente referencial y no tiene necesariamente implicancias diagnósticas y/o terapéuticas. Ante dudas consulte siempre con su especialista.

 

Derechos reservados Columna.cl

Cuadro de texto: Nervios espinal
Cuadro de texto: Disco intervertebral
Cuadro de texto: Cuerpo vertebral
Cuadro de texto: Agujero de conjunción o agujero conjugado

Esquema de un segmento de la columna vertebral con especial énfasis en los agujeros de conjunción (en rojo) por donde salen desde la columna los nervios espinales. A estos agujeros se les llama también forámenes, y su estrechez se denomina estenosis foraminal.

Cuadro de texto: Nervio espinal
Cuadro de texto: Foramen estrechado

Esquema estenosis foraminal producida por un leve desplazamiento posterior del cuerpo vertebral superior, así como por un engrosamiento o artrosis de las articulaciones facetarias. Para un recuerdo anatómico diríjase a nuestra sección de Generalidades.

Cuadro de texto: Disco
Cuadro de texto: Raíz
Cuadro de texto: Médula

Ejemplo en el que la estenosis foraminal y la compresión secundaria de la raíz nerviosa es producto principalmente de una discpatía. Las líneas rojas representan el hueso extraído a nivel cervical por vía posterior para ampliar el foramen, descomprimir la raíz y aliviar  los síntomas.

 

Existen muchas técnicas alternativas, que Ud podrá revisar en nuestra sección de    Técnicas Quirúrgicas.

Cuadro de texto: Zona de la foraminotomía
Cuadro de texto: e-mail: info@neuromed.cl   Sitio perteneciente a la red NeuroMed®, www.neuromed.cl
Cuadro de texto: Contacto: info@neuromed.cl
Consultas y solicitud de horas 
Cuadro de texto: Contacto: info@neuromed.cl    Solicitud de horas de atención